Fortuna Balnearia

Es noticia el ara romana dedicada a la diosa de la Fortuna Balnearia, de la que se ha realizado una réplica que no ha gustado a su actual dueño, quien demanda la retirada en las inmediaciones de La Mortera, donde se ubicaría la original hace más de veinte siglos.

Hacia 1820 fue encontrada entre la maleza un ara de piedra cerca del manantial de La Mortera, en el barrio de Tremañes, siendo la fuente más antigua de Gijón, cuyas aguas que manaban de una gruta natural y desembocaban en el río Pilón, eran ya conocidas en época prerromana como portadoras de salud y bienestar.  El espacio ha sido catalogado por la Carta de Arqueología de Gijón y está incluido en el Patrimonio Cultural Asturiano.

La sociedad romana diferenciaba entre termas para la higiene cotidiana y balnearios de aguas con poder curativo, acercándose mucho la técnica constructiva de unos y otros.  El origen de estos baños romanos parece estar en una villa próxima a la fuente, cuyas cualidades de sanación, según los romanos, eran potenciadas gracias a las divinidades que moraban dentro del manantial.  Por este motivo, en estos lugares construían altares para depositar las ofrendas y a menudo abundan las monedas que las gentes tiraban al agua como parte del ceremonial, ritual que ha pervivido con otro signo.

El culto a la diosa romana de la Fortuna estaba muy extendido y poseía más de un significado, dependiendo del atributo: junto a balnearis, es indudable la connotación de la salud del agua.  Se ha encontrado otra veneración en Duratón, Segovia y en lugares fuera de la Península, siempre en contextos termales y dotados de aras o altares votivos.

El altar romano del siglo I d.C. consta de un piedra caliza de 96 x 37 cm, de forma rectangular, labrada con motivos geométricos y una leyenda en el centro que confirma la devoción a la diosa de la Fortuna por parte de un dedicante que transcribe sus tres nombres latinos: “a la salud de Fortunae / Balneari / T(itus) Pompeius Pe/regrinianus / pro sa/lute / sua et suorum / dicavit” (A LA FORTUNA BALNEARIA T. POMPEIO PEREGRINIANO A FAVOR DE LA SALUD SUYA Y DE LOS SUYOS DEDICO)

La polémica provocada por la demanda del que posee la propiedad intelectual de la original, ha disparado alarmas, ya que la pieza se encuentra a la venta con el riesgo de que pueda salir de Asurias.  Y ello pone en cuestión la pertenencia de los bienes arqueológicos al dominio público, establecida por ley y donde el sentido común nos dicta que el mejor sitio donde ubicar (la original) sería el Museo Arqueológico de Asturias.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s