MATERIA REBELADA

Para explicar el proceso creativo los griegos contaban con el Demiurgo que daba origen a todas las formas de la naturaleza, ordenándola, a partir de una idea que se encontraba en un mundo superior.

El Museo Casa Natal de Jovellanos presenta un conjunto de piezas, datadas entre 1973 y 1996, seleccionadas porque revelan la materia con la que han sido realizadas. A imitación del Gran Artesano, los artistas han trabajado manualmente varios materias para la fabricación de sus obras.

Cuando Joaquín Rubio Camín se enfrenta al acero, poco más conocía que la tradición siderúrgica de su tierra, sin embargo descubió una faceta que marcaría su obra y sobre la que haría cientos de variaciones a lo largo de su vida. Esta pieza de grandes dimensiones, realizada en 1980, a la que titula sin más, Angular, trata los listones de angulares sin apenas manipulación, respetando el elemento industrial, que suelda en una composición horizontal llena de diagonales y ángulos, intercalando espacios vacíos que son parte de la propia escultura.

Aunque de resultado diferente, el origen industrial también prevalece en la obra de Concha Jérez en su Muro del olvido, donde recupera listones de hierro, desechos de alguna fábrica local y los recupera dándoles nueva vida en el museo. Sobrepone el material pobre, en estado bruto, con la mínima intervención  (sólo los apoya sobre cristales), intrínsecamente rechazando lo nuevo y el consumismo. Similar concepto tiene Fernández Redruello cuando recupera un enorme trozo de madera, uno de los materiales más antiguos de la escultura, para conformar su Cíclope de madera reciclada  que luego encierra con plexiglás.  La alusión a la mitología clásica se ultima con otra imagen al óleo de su poderosa pieza de un solo ojo.

En el apego a la tierra asturiana de Adolfo Manzano y de María Jesús Rodríguez, se hace presente el entorno en el que viven, su geografía, paisaje y materiales.  Son meticulosos exigiendo a los elementos que potencien sus cualidades, uno con la parafina y la otra con el cartón, dos componentes no nuevos, pero si novedosos en la expresión plástica. María Jesús elige, recorta y sierra cada cartón, luego lo pega, lo pinta, hasta obtener lo que parece ser otra sustancia.  Manzano se comporta con la parafina como un labrante de la sutileza, al fundirlo adopta la forma del molde y es capaz de atrapar la luz y reflejarla en un color inmaculado propio para otra representación de la casa como morada, una vivienda castrense, en construcción o deconstrucción, una frontera o refugio entre lo íntimo y lo público.

El acrílico blanco y plano de Paco Fernández,  las ondas que arrugan el papel de Irma Alvarez Laviada, en una Imagen desdoblada, atrevidamente amarilla; las referencias a la Asturias del carbón en Cuenca de Alejandro Mieres, completan la muestra de ocho piezas seleccionadas de los fonos del Museo por la Materia revelada con la que han sido realizadas y cuestionando si es Materia rebelada en favor de una exposición tanto de fondos como de formas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s